Ir al contenido principal

El poder de la voluntad y el hijo de Bonacci


Sin temor a equivocarme creo que el nombre Leonardo de Pisa hoy por hoy es más que un matemático de renombre, diría que es prácticamente una super-identidad.

Sería singular no quedar asombrado por la armonía de la secuencia que lleva su nombre y lo mantiene vivo, al menos en mis números.

"Si por casualidad he omitido algo más o menos apropiado o necesario, pido perdón, siendo que no hay nadie que exista sin culpa y circunspecto en todos los asuntos." - Fibonacci

Cada vez que pienso para mí, que no tiene ningún sentido nacer para morir una sensación molesta me zarandea en cuestión de milésimas haciendo que recupere la cordura y siga viaje. ¿Cómo puede ser que seamos tanto y a la vez tan poco? Somos ésta composición de piezas bio-mecánicas, articulaciones complejas y perfectas de tejidos ordenados en una programación divina incapaces de reproducir por nosotros mismos. Funcionamos con un sistema biológico similar al del resto de la fauna animal, pero a la vez hay una "cosa", un "elemento", una "diferencia" que nos separa y nos eleva. La conciencia.

La capacidad de comprender esa realidad circundante que está ahí pero que a la vez.. no está.

Existimos y sabemos diferenciarnos entre el resto de la materia y además somos capaces de abstraer la realidad de otra dimensión para llevar a cabo obras de todo tipo. Sin ir más lejos, el ejemplo más claro es con las matemáticas. Operamos con ellas para levantar grandes rascacielos o construir un puente. Calculamos el área que ocupa una parcela con el uso de las fórmulas, la trigonometría y las integrales. Convertimos el oro negro en energía, moldeamos el metal y ¡bum! pusimos pie en la Luna. 

¿Qué hubiera pasado si me hubiese tocado ser una roca? ¿Qué hubiera pasado si hubiese sido un árbol? Conociendo la personalidad estática de una piedra, ¿Sería capaz de reflexionar como lo expresan mis palabras ahora? ¿Cómo fue que aprendimos a hablar?¿Cómo fue que aprendimos a comunicarnos?¿Es cierto que lo desarrollamos por nosotros mismos?¿No será que hubo algo más?

¿Fue solamente una casualidad que los elementos que conforman la vida me hicieran ser lo que soy? Puede ser. Pero también hay una posibilidad de que el azar sea una mentira, y todo haya sido obra de un experimento perfectamente elaborado. ¿Para qué? Tengo sin cuenta de teorías. Ninguna tiene sentido. Y cuando parece levantar flote, se pincha el globo y todas las ideas se pierden en las sombras de una presencia imposible de revelar.

Si hay algo que me mantiene con esperanza, es el tener la oportunidad de estudiar los números. Soy informático. Apasionado por la ciencia. Ya sea por obra del azar o de un software "mágico" que me hizo ser lo que soy, lo único que puedo comprender es que hay un camino o una llave en el orden de la naturaleza y la misma está escrita en el lenguaje de las matemáticas.

Nunca me tragué la pastilla de un ser omnipotente que creó el mundo en 7 días, no me trago la pastilla del ciclo de la vida donde venimos a la tierra para darle nietos a nuestros padres o plantar un árbol. No me trago la pastilla de la monogamia, pero aborrezco la infidelidad. La teoría de la Panspermia o la evolución no me terminan de llenar. Que lindo pero qué fácil sería poder creer en un Dios que me garantice respuestas al final de mis días y saber que los que así se lo buscaron serán víctimas de una retribución celestial. La divina justicia del León de las 7 cabezas.

No quiero pertenecer a ningún círculo en donde el verbo sea causal de aislamiento y culpas. Culpas por ser lo que somos y pensar lo que pensamos. Prefiero vagar solo y compartir mis ideas en un papel virtual antes de sentarme a hablar con alguien que opina que el nacer en un punto de la Tierra te hace americano o europeo, eso solo sirve para el documento también conocido como "control de carne que respira". O que el color de la piel te hace distinto al que tenés al lado. Prefiero ser aire, antes que ser un ignorante que cree en éste plan social de división y guerra que lo único que hace es crear distracciones para envenenar la pureza del Ser.

Estoy casi convencido de que existen otros como yo ahí fuera. También supongo que hay estrategias operando para crear desigualdad y rivalidad con el fin de alejarnos de un cometido más leal. Y aunque me sienta más perdido que encontrado, este lobo aún muestra sus dientes.

"Si sufres injusticias consuélate, porque la verdadera desgracia es cometerlas." - Según cuentan, así lo dijo Pitágoras.

¿Y qué pasa con Fibonacci? Pasa con Fibonacci, que fue un hombre que vio algo que otros no vieron en su momento (o que simplemente lo popularizó). Es mejor conocido por la famosa sucesión infinita de Fibonacci, pero es que no solo se trata de lo dicho, el hombre ha sido el que ha introducido el sistema de numeración indo-arábiga al continente europeo occidental. Los números tal como los conocemos hoy día, son la representación más eficiente para el cálculo matemático. Vamos, el 0, 1, 2, 3 ... hasta el infinito. (es importante resaltar el cero, ya que en aquél entonces no se utilizaba su existencia con los números romanos, es decir que no había un símbolo para representar el Vacío, el neutro, algo que indique que "ahí no hay nada", hay 0 elementos. Cosa que para mí, es sumamente importante. Hay del Vacío.. (nótese la mayúscula)

Cuando ya todo parece carecer de sentido, la historia de este señor aparece en tu vida. Alguien te lo presenta, o lo encuentras en un libro o navegando por la web. Tarde o temprano te busca y entonces te replanteas algunas cosas. 

¿Es acaso lo más acertado concluir en que el Universo respeta leyes físicas que se pueden comprender solo con base matemática? Siendo esto así, ¿No lo hace entonces, el lenguaje Universal? 

Entender la sucesión en sí no es complicado. La misma comienza con el 0, y le sigue el 1. Luego se suma el término anterior con el que le sucede. Resultando 0 + 1 = 1

Si sumamos 1 + 1 obtenemos el 2. Si sumamos el 1 + 2 obtenemos el 3. Ya a partir de aquí es fácil comprender qué números le siguen. 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233...  

Lo que despierta curiosidad en la sucesión de Fibonacci, es que está indirectamente presente tanto en la música, como en la naturaleza por ejemplo los girasoles utilizan la razón de la sucesión de Fibonacci para crecer sus pétalos y semillas. Las ramas de los árboles crecen basándose en la sucesión de Fibonacci, garantizándose de ésta manera un espacio adecuado para no chocar con otras ramas y aprovechar mejor la luz solar. La naturaleza es tan eficiente y tan conservadora.. que a veces me cuesta pensar que no haya una entidad creadora.

Otro dato curioso, es que en el cuerpo humano también están presentes las matemáticas.

Para entenderlo mejor hay que analizar el cociente de los números de Fibonnaci que van muriendo en lo que se conoce como el número de Oro. Phi. 
φ

Puedes ponerlo a prueba, escribe la sucesión en un papel y toma una pareja por encima del 13. Por ejemplo: 34 dividido 21. El resultado es 1.619047619... Ahora si continuas ejecutando la aritmética de la sucesión, vas a obtener resultados como los que te muestro aquí.

55   / 34   = 1.617647059..
89   / 55   = 1.618181818..
144 / 89   = 1.617977528..
233 / 144 = 1.618055556..
377 / 233 = 1.618025751..
610 / 377 = 1.618037135..
987 / 610 = 1.618032787..

El cociente va acercándose asintóticamente cada vez más y más cerca del número de oro.

Sabemos que el valor de φ se aproxima al número irracional:


1.618033988749894848204586834365638117720309179...

Por si no lo recuerdas, un número irracional, es todo número decimal que no puede representarse como fracción o como cociente de 2 enteros. 

Como por ejemplo, el 0.5 se puede representar como 1/2 o 2/4 y 1/4 es igual a 0.25  hablamos de números racionales lo cual tiene un sentido finito, ya que nosotros los humanos utilizamos las matemáticas por sobre todas las cosas para contar los elementos de un 'x' conjunto y cuando tenemos necesidad, dividir una "manzana" en 4 partes. Los números nos ayudan a repartir una cantidad. Pero los números irracionales no tienen "padre". Son elementos que definen la línea entre lo conocido y se disparan hacia lo desconocido. Hacia los límites de una realidad infinita que no podemos medir... nos podremos acercar, pero jamás va a ser exacto. Otros ejemplos de números irracionales son √2, √5 así como Pi.
π (pi) aproximadamente igual a 3.14159265358979323846…
Ahora la parte divertida, es cuando a través del análisis matemático y con la ayuda de las radiofrecuencias y satélites, nos enteramos que la proporción áurea está presente no solo en la naturaleza local de nuestro planeta, sino también en el Universo.

La proporción áurea surge de la razón que existe entre los segmentos ABC de una recta donde la medida de AB sumado a BC partido por BC nos da nada más ni nada menos.. que una aproximación al número Phi donde además, se manifiesta la sucesión infinita de Fibonacci.

Su fórmula es la siguiente: 


(1+5)2

En la imagen a continuación vemos el rectángulo dorado presente desde tiempos remotos al pasado hasta el día de hoy como un símbolo de lo perfecto y equilibrado.





Seguramente no muchos lo tengan presente, pero el rectángulo áureo está presente desde el Partenón de Atenas hasta en las tarjetas de crédito, las medidas de las hojas de Oficio como la A4 siguen la disposición de la conformación de los rectángulos áureos. 

Las hojas de un trébol. ¿Alguna vez te preguntaste por qué los tréboles de 4 hojas son raros y se dice que dan suerte? Un dato curioso, es que las hojas de un trébol crecen en cantidades siguiendo el espiral de Fibo. Es común encontrar tréboles de 3, 5, 8 y hasta 13 hojas incluso. Pero no de 4. Un trébol de 4 hojas es como una "anomalía" en el código genético de la vida vegetal. Las margaritas y los girasoles, también siguen la secuencia del espiral para aprovechar eficazmente el espacio entre sus hojas y semillas, de ésta forma logran aprovechar mejor los recursos y se distribuyen de forma equilibrada.

Las galaxias espirales en el misterioso Universo también siguen la espiral de Fibonacci para expandirse. 




Los conejos, solo tienen crías en números que respetan la sucesión de Fibonacci. El vuelo de un águila que cae en picada en espiral para abalanzarse ante su presa, también se estudió que va respetando la razón áurea. 

Las falanges en la mano de los seres humanos respetan la razón áurea con relación a la longitud de cada dedo, no tienes más que Googlear "razón áurea en las falanges de la mano" también te dejo el siguiente enlace que te lleva al sitio web del Plan Ceibal de Uruguay un centro de educación que promueve el uso de computadoras para el aprendizaje de los más chicos.

El caparazón de un caracol, también sigue las espiras de la proporción divina.

Quiero que quede claro que yo no pretendo que se queden con la información que aparece en éste blog ni en ningún otro lado. Lo que yo pretendo es despertar la curiosidad de los que quieren dejar de ser parte de un camino sin rumbo. No es mi verdad la que te tiene que interesar adoptar, sino buscar tu propia versión en ésta vida.

Ese es el camino del sendero que yo propongo. Naturaleza y Conciencia unidas para cortar con lo que hoy no es un buen ejemplo de vida. Con la astucia y la fiereza del Lobo. Solo saldremos adelante uniendo a las manadas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Para qué existir?

Letra a letra, palabra a palabra.  Está en mi voluntad exponer mis pensamientos entre ellos los más anestesiados y los más honestos, para que a través de las distintas redes otros al igual que yo puedan llegar al centro de donde provienen mis llamadas ideas.

La gran pregunta que todos nos hacemos en algún momento de nuestras vidas. El misterio de estar viviendo y no solo eso, sino además pensándolo. Vivir y pensar, dos cosas tan distintas que a la vez se encuentran tan ligadas, que define un antes y un después en una milésima de segundo en nuestro día. 

Podría decirse que nuestra existencia, ocurre, porque algo o alguien nos observa. Estoy hablando de las personas que nos rodean, de los objetos y los elementos. Concebir un mundo donde estamos completamente solos, no tendría mayor sentido. Pero ¿Por qué a la inversa sí? - Si bien no podríamos jamás tener la certeza de nada al 100%, es la interacción con el ambiente y la convergencia de acciones (nuestras y de los que nos rodean) lo que n…

La oratoria del vivo, como la ignorancia para el no-muerto

Durante mucho tiempo vengo rivalizando con esta idea mía, que somos máquinas programadas, fáciles de manipular, fáciles de convencer (en su mayoría) como término que acuño a nivel general aplicado a las masas. Somos una vasija de líquidos con un soluto que se encuentra en estado de reposo. Dormido. En el vacío. Hasta que reacciona a cierta edad.

En el momento después de nacer, crecemos y nos encontramos con todas estas posibilidades y diferencias de opinión que ya vienen con un molde impreso. Nuestros padres, nuestros tíos, nuestros hermanos, tutores, abuelos. Nuestra vasija que antes contenía líquido puro, ahora es una solución de distintos colores y densidades.

¿Cómo es posible estar seguro, que somos quienes decimos ser? Si nos han inyectado y agregado cucharaditas desde varias vasijas y soluciones a lo largo de nuestra infancia no solo para transmitir aprendizaje sino para ser parte de distintos bandos. Apoyar a que "mamá/papá tenga razón" o que "el tío es bueno porqu…

Los 10 principios

Lo primero es no dañar. [I] Vivir por el conocimiento y para transmitirlo. [II]Sacrificio por tus hijos biológicos y adoptivos. [III]Jamás tomar partido sin escuchar ambas campanas. [IV]No hablar mal de las personas ausentes. [V]Dar sin esperar algo a cambio. [VI]Permanecer aislado del control de las masas. [VII]Desconfiar de todo, te hace el eslabón más débil de tu comunidad. [VIII]Nunca tomar más de lo que necesites. [IX]Saber retirarte cuando ya no te requieran. [X]

Special Thanks to Andrea Gerstmann for allowing me to use her painting on the blog. You can check out her facebook here Andrea Gerstmann Facebook