Ir al contenido principal

El dinero - ¿Amigo o enemigo?

Antes de continuar con mi entrada anterior, quisiera hacer una pequeña pausa para exponer mi punto de vista sobre un tema tan enrevesado como lo es el dinero.

Hay una frase que dice..

¿De qué sirve el dinero en los bolsillos, si hay pobreza en la cabeza?

A veces tengo el pensamiento de que las personas están siendo manipuladas a tal punto que olvidan ser mortales. El día de hoy camino al trabajo surgió una pregunta muy primitiva, muy vaga, se planteaba así: "Si ocurriese un accidente y un vehículo que carga un millón de dólares vuelca causando que todo el dinero se esparza por el suelo, ¿Te pondrías a recogerlo para llevártelo a tu bolsillo aprovechándote de la situación?"

Automáticamente, se me vinieron dos imágenes distintas a la cabeza. (Es una pena que no sea buen dibujante) ... Una de ellas era en base a lo que otros habían respondido sobre el caso, la primer acción que se comprendía era la de recoger el dinero. Me imaginaba a todos en disputa, lastimándose, viendo quien lograba robar más de ese dinero que no les pertenecía. Mientras que por otro lado azotaba una realidad de personas heridas por el accidente en cuestión, el transportista sangrando y las autoridades sin poder controlar la situación. Un niño llorando. La sensación de una familia en pena detrás de los que habían sufrido más ésta escena.

Lo otro que me vino a la cabeza en fracción de segundos fue aún más perturbador, ya que al oír las respuestas (y hasta casi podría decir que los pensamientos de los presentes) la primer imagen se había convertido en gente que juntaba dinero del suelo sin preocuparse del accidente y además sujetos por una correa de perro que les rebajaba hasta el peldaño más vulgar de la mediocridad. Y mi comentario no hace justicia a la escena. 

Quien tiene dinero de sobra y no pasó necesidad, nunca va a entender que es lo que la situación genera en las personas. Podrá estudiarlo. Podrá suponer. Pero jamás entender.

Yo vivo en un hogar que no es mi hogar, por más agradecido que esté de tener un techo en mi cabeza sé que tengo mucho por hacer aún. ¿A quién no le gustaría tener su propia casa? ¿Vivir tranquilo y en paz con la certeza de que nunca le falte nada material? 

Creo que eso no tiene discusión. Sin embargo parecería que las personas hacen lo posible para tomar las peores decisiones y distanciarse del objetivo. Malgastan el dinero, se apuran a tener hijos, viven atolondrados y caminan de la mano junto al capricho. La imprudencia se apodera de ellos y automáticamente dejan de pensar. Ésto trae consigo como consecuencia una ceguera que enmascara las posibilidades. El razonamiento se aturde. Ergo nace un esclavo. 

Entonces yo me vuelvo a plantear la situación, y es ahí donde veo un monstruo. Un monstruo en un plano subliminal, que ataca directamente la situación crítica. Me siento parte de una minoría, somos minoría los que pensamos primero "si ocurre un accidente, primero atiendo a los heridos" y segundo, "no he de tomar lo que no me pertenece".

¿Éstos valores son empequeñecidos a propósito?¿Somos así de fábrica o hay algo que nos condiciona?


"El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neuro-biología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales." - FUENTE - Noam Chomsky.

¿El dinero?¿Los deportes a nivel profesional?¿Las corrientes del teísmo? ¿Lo elegimos nosotros? En caso contrario.. ¿Quién lo puso ahí?¿Controlar?¿Para qué?


Volviendo a lo anterior, tomar algo que no me pertenece siendo un oportunista de la gestión (como en el caso de un hipotético accidente), partiendo de la base que lo que había nunca fue mío y que además le pertenecía a otro, ¿me hace menos criminal que hurtar en otro tipo de escenario? ¿Cuál es la condición que debe abordar a la situación para que brote el sentimiento de la culpa?¿Es la culpa una emoción real o es otro miedo inyectado?

Si buscamos justificar nuestra conducta con el motivo de exponer nuestra necesidad al mundo, entonces ¿Por qué hay gente, que teniendo menos razona de forma más comunitaria y humilde? 

Tengo 30 años, estoy por cumplir 31. Aún me queda un largo recorrido en mis estudios, no tengo hijos aunque los quise tener y aunque haya sabido ser padre postizo. Nunca tuve la posibilidad de ahorrar. Sé lo que es ir viviendo con lo que se tiene en el día a día. No me estoy quejando. No critico a quien "la hizo bien" (castellanización uruguaya para remitirse a "quien haya logrado sus metas en la vida sin haber perjudicado al prójimo"). Y por más que supe haberme amedrentado por la soledad, jamás se me pasó por la cabeza hacerme de hijos o mujeres para encubrir mis malas decisiones. 

Tener hijos. Qué tema. Hay quienes procrean teniéndolo todo en los bolsillos y nada en la cabeza. Y hay quienes tienen TANTO en la cabeza pero sin posibilidad de ser padres. 

Que quede claro, es una realidad la que percibo y no soy quién para levantar el dedo ni escudriñar en vida ajena pero que las hay, las hay.. (con éste último juego de palabras quiero expresar que por más que no queramos ver una realidad porque no estamos de acuerdo con ella, la realidad en cuestión existe. "No creo en brujas.. pero que las hay, las hay.")

Como veo que me va a ser muy difícil aunar criterios para converger en la proposición matemática que tenía para hoy, haré un fin provisorio para darle al tema futuro el espacio y tiempo limpio que merece.

Cierro con ésta reflexión. Que nunca te falte el dinero, pero sobre todas las cosas que nunca te falte la curiosidad de saber quién sos, ni de donde venís.

"Lo importante es no dejar nunca de hacer preguntas. No perder jamás la bendita curiosidad." - frase de Albert Einstein.




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Para qué existir?

Letra a letra, palabra a palabra.  Está en mi voluntad exponer mis pensamientos entre ellos los más anestesiados y los más honestos, para que a través de las distintas redes otros al igual que yo puedan llegar al centro de donde provienen mis llamadas ideas.

La gran pregunta que todos nos hacemos en algún momento de nuestras vidas. El misterio de estar viviendo y no solo eso, sino además pensándolo. Vivir y pensar, dos cosas tan distintas que a la vez se encuentran tan ligadas, que define un antes y un después en una milésima de segundo en nuestro día. 

Podría decirse que nuestra existencia, ocurre, porque algo o alguien nos observa. Estoy hablando de las personas que nos rodean, de los objetos y los elementos. Concebir un mundo donde estamos completamente solos, no tendría mayor sentido. Pero ¿Por qué a la inversa sí? - Si bien no podríamos jamás tener la certeza de nada al 100%, es la interacción con el ambiente y la convergencia de acciones (nuestras y de los que nos rodean) lo que n…

La oratoria del vivo, como la ignorancia para el no-muerto

Durante mucho tiempo vengo rivalizando con esta idea mía, que somos máquinas programadas, fáciles de manipular, fáciles de convencer (en su mayoría) como término que acuño a nivel general aplicado a las masas. Somos una vasija de líquidos con un soluto que se encuentra en estado de reposo. Dormido. En el vacío. Hasta que reacciona a cierta edad.

En el momento después de nacer, crecemos y nos encontramos con todas estas posibilidades y diferencias de opinión que ya vienen con un molde impreso. Nuestros padres, nuestros tíos, nuestros hermanos, tutores, abuelos. Nuestra vasija que antes contenía líquido puro, ahora es una solución de distintos colores y densidades.

¿Cómo es posible estar seguro, que somos quienes decimos ser? Si nos han inyectado y agregado cucharaditas desde varias vasijas y soluciones a lo largo de nuestra infancia no solo para transmitir aprendizaje sino para ser parte de distintos bandos. Apoyar a que "mamá/papá tenga razón" o que "el tío es bueno porqu…

Los 10 principios

Lo primero es no dañar. [I] Vivir por el conocimiento y para transmitirlo. [II]Sacrificio por tus hijos biológicos y adoptivos. [III]Jamás tomar partido sin escuchar ambas campanas. [IV]No hablar mal de las personas ausentes. [V]Dar sin esperar algo a cambio. [VI]Permanecer aislado del control de las masas. [VII]Desconfiar de todo, te hace el eslabón más débil de tu comunidad. [VIII]Nunca tomar más de lo que necesites. [IX]Saber retirarte cuando ya no te requieran. [X]

Special Thanks to Andrea Gerstmann for allowing me to use her painting on the blog. You can check out her facebook here Andrea Gerstmann Facebook